Asistentes al TallerEl pasado Jueves se celebró una nueva conferencia dentro del ciclo "La Educación que queremos" de la Fundación Botín, titulada "Educar desde el corazón".

Xosé Manuel Domínguez, guitarra en mano, deleitó a los presentes con su exposición sobre esa educación que va de tú a tú y de corazón a corazón. Me hizo reflexionar sobre algunos temas que planteaba como el que una máquina no podrá despertar en un alumno su capacidad de asombro y despertar el misterio frente a lo obvio de Internet, además de hacerle preguntas que estimulen su aprendizaje. 

¿Pero esto es realmente así en todos los casos?

 

Xosé Manuel me provocó esa curiosidad a la que tal vez se refería, que no podría llegar a provocarme ninguna máquina y me puse a pensar y reflexionar sobre la tecnología y la educación (más concretamente emocional).

 

Encuentro ciertos conflictos entre lo que creo como informática y lo que quiero como persona o madre, que me han impedido resolver todas mis dudas y posicionarme claramente.

 

Pienso que si muchas veces es verdaderamente difícil para nosotros poder ver lo que oculta el mal comportamiento de nuestros hijos ¿cómo se enfrentaría a ello una máquina? "Ellas" cuentan con la ventaja de que sus "sentidos y emociones" no nublan su lógica y su alta capacidad de procesamiento juega a su favor, al poder detectar sutiles manifestaciones físicas que a nosotros podrían pasarnos desapercibidas, dando una información certera y muy valiosa para por ejemplo saber que hubo cambios en el ritmo cardiaco, coloración de la piel o tensión arterial instantes previos a que nuestro hijo estallara incomprensiblemente en cólera pegando o insultando a su hermano, mientras estábamos absortos atendiendo a su hermano pequeño sin darnos cuenta de la tensión emocional que le estaba suponiendo a nuestro otro hijo. 

 

Las máquinas cuentan con ciertas ventajas nos guste o no a la hora de poder "etiquetar" o poner un nombre adecuado a la emoción que "muestran" nuestros hijos, e incluso saber si lo que dicen que sienten es con bastante probabilidad cierto o no. ¿A que da cierta rabia saber que lo que para nosotros es a menudo tan difícil puede llegar a resultar tan fácil para "ellas"? Aquí se podría decir que nuestras propias emociones juegan en nuestra contra.

 

Pero viendo la situación desde otra perspectiva, ¿cómo una máquina sin emociones va a saber dar una respuesta empática y asertiva adaptada a cada niño y situación más allá de ciertos patrones más o menos sencillos? ¿no es acaso necesario para nosotros reinventarnos constantemente e improvisar ante determinadas situaciones nuevas que además en caso de presentarse 2 veces tan siquiera dando la misma respuesta, provocan la misma reacción en nuestros hijos. ¿Cómo vamos a enseñar a una máquina a enseñar a nuestros hijos a regularse emocionalmente y resolver asertivamente los conflictos, si no somos capaces nosotros mismos de entenderlos en muchos casos? 

 

Creo que las máquinas empezarán por sustituir a los maestros que son meras wikipedias con patas y sólo se preocupan de descargar su información a sus alumnos, sin recibir ni recoger las señales de cómo se está recibiendo ése aprendizaje en el aula. Creo que juegan con la ventaja de que la tecnología es estimulante para nuestros hijos y creo que su interés casi lo tienen ganado de partida en muchos aspectos. 

 

Pero no veo a una máquina, ni quiero verla de momento (aunque sé que con el tiempo lo veremos porque técnicamente es posible) enseñando a mi hijo que ese nudo en la garganta que se le hace cada vez que siente impotente no es porque esté malito, ni quiero que sean ellos quienes le consuelen y le aconsejen "mecánicamente" cuando estén tristes.

 

"En esa conversación de tú a tú, en las distancias cortas de corazón a corazón, es donde no veo ni quiero ver a una máquina haciendo mi labor como madre o el tuyo como maestro de corazón, pues la vida nos guste o no, tiene muchos matices emocionales que no se pueden traducir fácilmente a una lógica matemática que necesitan las máquinas para resolverlo".

 

Por eso creamos el EMOCIÓMETRO como lo veis ahora. Queremos que la tecnología nos ayude en la detección precoz de problemas que pudieran pasar desapercibidos. Me parece importante cómo va mi hijo en Matemáticas pero más importante me parece saber cómo se siente, quizás muestre un estado prolongado de tristeza o enfado al llegar al cole que le impida rendir o concentrarse en la materia, o un cambio brusco en su estado de ánimo al volver del patio pueda ocultar algún conflicto no resuelto con sus compañeros, o un posible acoso...

 

Como decía una maestra de secundaria hablando del EMOCIÓMETRO "por muy atento que estés, y aún teniendo los conocimientos suficientes, siempre se escapan cosas".

 

Ése es el sentido de nuestro camino y la razón de ser del EMOCIÓMETRO que nos hemos marcado como primer objetivo entre los especialistas de los distintos áreas que lo hacemos posible:  Queremos que la tecnología nos ayude a que si se escapan cosas: "¡Éstas no sean lo más importante!".

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

 

¡NO ESTAMOS TODOS, FALTAS TÚ!

quoteLos cuentos, en definitiva, transmiten valores sin ser lecciones, enseñan sin dar consejos, y orientan y guían al lector en la gran aventura del vivir cotidiano. Como semillas de conocimiento, sobre uno mismo y sobre el mundo, dormidas en los libros, esperando que alguien las despierte.quote-rtl
Begoña Ibarrola
quoteLa manera ideal de reducir los futuros niveles de violencia, de aumentar los de altruismo, y de prevenir los tambaleos de la salud, pasa por la temprana puesta en  práctica del aprendizaje social y emocional. Ahora más que nunca, la educación debe apuntar al corazón.quote-rtl
Eduardo Punset [Cuaderno Faros]
quoteA lo largo de la vida resultan esenciales: una mayor autoestima, una mejor capacidad para gestionar las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal; pero los cimientos de todas estas aptitudes se construyen en la infancia.quote-rtl
Daniel Goleman y Linda Lantieri